Vinoble y Leal

Juanjo Sánchez Vidal

Tal y como aparecen en algunos escudos de localidades de nuestra geografía, Antigüa, Noble y Leal. Así se muestra la Feria de Vinos Nobles más importante.No podía ser en otro lugar, Jeréz de la Frontera, cuna de uno de los estilos de vinos más admirados en el mundo entero, y deseados por supuesto. Era mi primera experiencia, pese a vivir a menos de 250 km del marco de Jeréz, unido al aplazamiento de la edición del año pasado, hizo que todavía no hubiera visitado esta feria bianual. Era un día para disfrutar de unos vinos, que dificilmente podemos catar juntos en un mismo día. La variedad esta asegurada dentro del segmento de vinos nobles. Dulces, fortificados, amontillados, finos, palos cortados, manzanillas... Un placer para todos los sentidos que engloban vinos de España, E.E.U.U., Portugal e Italia. Lo primero el lugar donde se celebró Vinoble sin duda ya hace que uno se introduzca en un ambiente propicio para el disfrute El Alcazar de Jeréz, edificio amurallado que tanto en sus exteriores como interiores están cargados de historia.En la zona del patio exterior me encontré con la primera grata sorpresa, la DOC Moscatel de Setubál (Portugal), donde elaboran con gran maestría unos sensacionales vinos de moscatel. Cuando uno frecuenta la Axarquia malagueña, conoce en profundidad esa uva legendaria, pues bien  (Seguir leyendo...)